Se supone que en nuestro contrato laboral deben solucionarse todas las dudas y estar todas las condiciones aclaradas. Sin embargo, sobre todo cuando va pasando el tiempo, muchas cosas se nos van olvidando o no pensamos que podría ocurrirnos algún contratiempo. Como sabrás, la baja laboral es un derecho del que todo trabajador dispone en caso de que sufra un accidente, enfermedad u otra situación tanto física como psicológica que le impida realizar sus tareas laborales con normalidad.

¿Cómo funciona la baja laboral?¿Quien otorga la baja laboral?

Podemos decir que tenemos dos vías en función del tipo de baja:

  1. Baja laboral por enfermedad común o baja por accidente fuera del trabajo: es un tipo de baja que otorga un médico de la Seguridad Social a la persona por una enfermedad o accidente que no esté relacionado con el trabajo: una gripe, alergias… También se llaman bajas por contingencias comunes. Anteriormente se detallaba el tipo de enfermedad, pero debido a la privacidad médico-paciente, desde hace un tiempo se engloban todas dentro de “enfermedad común”.
  2. Baja laboral por enfermedad o baja por accidente en el trabajo: son enfermedades desarrolladas en el trabajo o bien debidas directamente al trabajo desempeñado. Este tipo de baja la otorga la Mutua de la empresa. También se denominan bajas por contingencias profesionales.

Estos dos tipos de bajas son temporales. Es decir, el médico determina que en un espacio de tiempo la persona podrá recuperarse y volver al trabajo. El médico una vez emitido el parte de baja, citará al paciente en una fecha posterior donde le dará un parte de confirmación de la baja si estima que el paciente sigue siendo no apto para incorporarse al trabajo. Cuando el médico le conceda el parte de alta laboral al paciente, éste deberá volver a trabajar.

Durante una baja de incapacidad temporal la empresa no se desvincula del trabajador ni viceversa. Por ello, ambos siguen teniendo una serie de obligaciones frente al otro.

¿Cuales son las obligaciones del trabajador durante la baja laboral?

El empleado está obligado a presentar los partes médicos a la empresa. El plazo de presentación de los parte de baja médica y los partes de confirmación a la empresa es de 3 días laborables y el plazo para presentar el parte de alta médica laboral es de 24 horas.

El empleado debe respetar las indicaciones de reposo y recomendaciones médicas con intención de no retrasar la baja.

Asimismo, es sancionable trabajar durante el tiempo de la baja.

El empleado debe ser consciente de que cometer un fraude supondrá, además del fin del subsidio, la posibilidad de ser sancionado así como despedido disciplinario por parte de la empresa.

Baja médica de un trabajador: ¿cuáles son las obligaciones de la empresa?

En primer lugar, la empresa dispone de 5 días laborales para remitir el parte médico a la entidad gestora correspondiente, bien la Seguridad Social bien la Mutua. Muchas empresas tanto si es enfermedad común como enfermedad de trabajo, gestionan los partes a través de la Mutua. Esto pondrá en marcha la baja y el mismo proceso se debe seguir cuando el trabajador se vuelva a incorporar a la empresa.

Asimismo, cuando se trata de enfermedades o accidentes profesionales, la compañía está en la obligación de notificar el suceso, haya sido necesaria la baja médica o no.

[et_bloom_inline optin_id=”optin_1″]

¿Qué importe tengo derecho como trabajador a cobrar durante mi baja médica?

El importe se calcula a partir del mes anterior al de la baja. Para ello el empleado debe consultar la base reguladora de su última nómina y sobre ella aplicar los siguientes porcentajes.

Si se trata de una baja por contingencias profesionales, la empresa tiene la obligación de abonar desde el primer día hasta un 75 % de la base de cotización del mes anterior a la baja. La mutua aportará su contribución desde el segundo día de la baja hasta el último día de la misma (éste inclusive).

Sin embargo, un caso diferente es si el trabajador sufre una enfermedad común o un incidente no laboral que le obligue a darse de baja. En estas situaciones la empresa no está obligada a pagar durante los primeros 3 días, a no ser que en el convenio laboral entre ambas partes esté expresamente indicado lo contrario. En cuyo caso será la Mutua de la Empresa la que hará frente.

Lo normal en la baja por contingencias comunes es que el empleado comience a percibir el 60 % de la base de lo cotizado el mes anterior al 4º día de la baja y finalice el día 21º de la misma. Desde el día 4º hasta el 15º el pago será realizado por la empresa (pago delegado). Desde el día 16 hasta el 20 el empleado percibirá la misma cuantía del 60% aunque esta será depositada por la Seguridad Social o la mutua correspondiente. A partir del día 21º hasta el alta, el empleado percibirá el 75 % de la base también depositado ante la SS o la mutua.

¿Cuanto es el tiempo máximo que una persona puede estar de baja?

El plazo máximo de baja es de 365 días. A partir de ahí, en el caso en el que el médico consideré que el paciente no está preparado para incorporase al trabajo, es decir, que no le dé el alta laboral existen dos alternativas:

  1. Que se conceda una prorroga de 180 días adicionales.
  2. Que la Seguridad Social dicte una resolución que señale que la persona está en situación  incapacidad permanente.

¿Me pueden despedir estando de baja?

Si, según últimas sentencias actualmente la empresa puede despedir a un trabajador estando de baja.

Excepcionalmente si la baja es de largo recorrido o se prevea que pueda acabar en una incapacidad permanente, la empresa corre el riesgo de que se declare nulidad del despido.

¿Quieres descubrir cómo ayuda TramitApp a facilitar la vida a empresa y trabajador para la gestión de la baja laboral? Haz clic aquí para descubrirlo