La seguridad no está reñida con la facilidad de uso y, en TramitApp diseñamos nuestra solución con estos valores constantemente presentes. Llevamos meses probando betas de una de las innovaciones de las que más orgullosos estamos por lo que a simplicidad de uso se refiere, tanto por parte del empleado como por la seguridad en la fiabilidad del fichaje que ofrece a la empresa.

Damos oficialmente la bienvenida al Reconocimiento Facial para el control horario

El objetivo número uno es el de facilitar el trabajo a los departamentos de RRHH, digitalizando los trámites y favoreciendo la comunicación entre empresa y empleado. Nacimos con la firma electrónica bajo el brazo (una forma diferente de firmar la documentación de la empresa, a través del móvil) y ahora damos un paso más con el Reconocimiento Facial.

Una forma de cumplir con la legislación más sencilla, rápida… y estética.

VENTAJAS

El Reconocimiento Facial permite a la empresa agilizar los fichajes en sus instalaciones y asegurar que este fichaje es totalmente correcto, ya que incorpora un factor biométrico más fiable incluso que la huella dactilar.

Puede parecer que sólo las grandes corporaciones futuristas pueden acceder a sistemas modernos, pero no. Por fin, muchas empresas van a poder deshacerse de las máquinas de fichaje instaladas con cableado, imposibles de recolocar sin hacer obras, que no reciben actualizaciones, y que tienen problemas de diversos tipos (huellas mojadas, manchadas, captura de huellas parciales, huellas con problemas e incluso la suplantación de huellas dactilares en 3D).

Por otro lado, estas máquinas, requieren de un técnico especialista para instalarlas y solucionar los problemas que puedan surgir. Nuestra solución se descarga en una tablet, no requiere instalación ni mantenimiento y cualquier problema se soluciona de forma fácil y remota.

 

TramitApp Control Horario - Reconocimiento Facial

CÓMO FUNCIONA

El Reconocimiento Facial es la forma más fácil y segura para fichar. Los empleados sólo tienen que «poner la cara» delante de la cámara, literalmente, y nuestra app hace el resto.

Cuando un empleado va a fichar, sólo debe colocarse delante de la tablet, y darle al botón de «fichar» (esto evita que se produzcan fichajes indeseados). Y aunque otra persona apareciera por detrás en el momento del fichaje, nuestra app detecta sólo la persona mas cercana a la cámara, con lo que no existen cruces de fichajes entre empleados.

Además, el Reconocimiento Facial nos reconoce correctamente incluso aunque cambiemos radicalmente de peinado, nos dejemos barba, nos pongamos gafas (siempre que no sean de sol, claro!) o llevemos lentillas de colores,  ya que uno de los parámetros clave es la forma de los ojos y la distancia entre ellos, algo que no se puede modificar.

Os dejamos un vídeo muy cortito para que véias cómo funciona.

Bienvenidos al Reconocimiento Facial en control horario. Bienvenidos al fichaje «by the face».